Diariolamuynegra

Para que puedas ver lo que otros no te quieren mostrar

Otra vez Romero: Boca Juniors, por penales a cuartos de final

Por los octavos de final de la Copa Argentina, Boca Juniors venció 4-3 en penales a Almagro tras el 2-2 en los 90′ y pasó de ronda. ‘Chiquito’ atajó dos tiros.

Boca Juniors clasificó a los cuartos de final de la Copa Argentina: venció 4-3 en penales a Almagro, tras empatar 2-2 en los 90 minutos, y se metió entre los ocho mejores del torneo. Sergio Romero, nuevamente figura: atajó dos ejecuciones en la serie.

Notable actuación de Almagro. Con esfuerzo, despliegue, sacrificio y un implacable orden logró suplir la amplia diferencia de jerarquía con un semifinalista de Copa Libertadores. Supo mantener el plan, no alterarse y reponerse de un 0-2 y al igual que en 2019, volvió a complicar de más a un confiado Boca. Lo llevó nuevamente a penales, pero esta vez perdió.

Impecables 25 minutos iniciales del Tricolor. Se cerró atrás y lo dejó al Xeneize salir hasta mitad de cancha para a partir de allí presionar tapando líneas de pase. Así, sin necesidad de tener la pelota logró dominar el partido al imponer su plan de juego por sobre el de los dirigidos por Almirón, que movían la pelota de lado a lado pero no lograban desordenar a la defensa rival.

Sin embargo, por jerarquía Boca pudo empezar a imponerse: primero avisó con un desborde de Zeballos que Cavani no pudo conectar y Janson remató pero le erró al arco; instantes después concretó, con un gran centro del propio Janson a la cabeza de Bullaude, que no perdonó. Primer gol en el Xeneize para el ex Godoy Cruz y Feyenoord.

 

Almagro tuvo las suyas con un disparo desviado de Alderete y una buena atajada de Romero a Schonfeld, pero la ventaja le permitió al club de La Ribera abrir un partido trabado. Y en la última acción del primer tiempo, Lucas Blondel condujo y ante la falta de oposición defensiva sacó un fuerte remate cruzado que venció a Aracena y marcó el segundo. También debut en la red para él con esta camiseta.

El equipo de la Primera Nacional se reorganizó para el complemento con dos cambios de nombres que a su vez modificaron el parado táctico y permitió que los de Ruiz se reencuentren con ese trámite inicial en el que Boca no podía progresar en campo. Tras 14 minutos de paridad, el Tricolor descontó.

Boca quiso salir jugando, Merentiel se durmió y la perdió ante el apriete de Silvera, que recuperó y se quedó en posición de ataque para conectar el rebote en el palo tras un buen remate del ingresado Blanc y firmar el 1-2. 15 minutos después, Agustín Maidana sacó un zapatazo infernal desde afuera del área que se le clavó en el ángulo a Romero.

Pese a que en los penales Boca es implacable, el empate fue un negoción para Almagro, que se aferró a la igualdad hasta el final. Y fue el Xeneize el que fue a buscar el triunfo, pero tuvo una sola clara en los pies de Benedetto que tapó Aracena. Sobre el final se reclamó un penal no sancionado sobre Zeballos. 2-2 y a definir desde los 12 pasos.

Se pateó en el arco de La 12 y Zeballos metió el primero pero Romero le atajó a Basualdo. Benedetto también convirtió el suyo y como Ferreyra y Achucarro concretaron para el Tricolor y Merentiel le pegó al travesaño, la serie se igualó. Figal (B), Connechny (A) y Rojo (B), adentro. Y en el decisivo apareció de nuevo ‘Chiquito’, cada vez más gigante.

Aún sin convencer desde el funcionamiento, Boca pelea todos sus frentes: en cuartos de final de Copa Argentina se medirá con Talleres de Córdoba, por un lugar en semifinales