Diariolamuynegra

Para que puedas ver lo que otros no te quieren mostrar

Luto en el deporte: murió el boxeador Ardi Ndembo tras sufrir un brutal nocaut

Ardi Ndembo era un pugilista oriundo de la República del Congo y había quedado en coma inducido tras recibir un impactante golpe en la cabeza.

El mundo del boxeo se encuentra en estado de shock tras la trágica muerte del congoleño Ardi Ndembo, quien falleció a los 27 años después de una pelea en Miami, Estados Unidos.

Ndembo, de 27 años, era oriundo de Brazzaville (República del Congo) pero residía en Sudáfrica y llevaba unos pocos meses en Estados Unidos. El pasado 5 de abril, se subió al cuadrilátero para enfrentar al cubano el Toro Santana, ya que era parte del team de Las Vegas. El combate duró menos de un minuto ya que, el africano cayó a la lona y no volvió a levantarse.

El cubano logró acertar varios golpes al rostro y fue un impacto con el puño izquierdo lo que envió al congoleño al suelo. Una vez tendido, las autoridades sanitarias levantaron sus piernas y lo ubicaron de costado, hasta que la transmisión dejó de mostrar lo sucedido.

Los primeros informes de El Nuevo Herald de Miami indicaban que había sido trasladado al Jackson Memorial Hospital de urgencia “en muy malas condiciones”. Allí fue “fue operado de emergencia para aliviarle la presión en el cerebro” y luego quedó “en coma inducido”.

“Ndembo perdió el conocimiento rumbo al centro hospitalario y en estos momentos se encuentra asistido con un respirador artificial para poder estabilizar su estado que se reportaba de crítico”, aseguraron en esas primeras horas tras el brutal nocaut. Durante toda esa etapa, la organización realizó una colecta para ayudar a su familia con dinero.

Pero tras pasar más de 20 días internado, se informó que Ndembo había fallecido: “Lamentamos la pérdida de Ardi Ndembo, un talentoso boxeador congoleño que falleció trágicamente después de un nocaut en un combate de Team Combat League el 5 de abril. Permaneció en coma inducido hasta su prematura muerte. ¡QEPD Ardi Ndembo!”, escribió el grupo promotor deportivo Viva Promotions.