Villa Azul, cerrada: ¿cómo será el aislamiento comunitario por los próximos 15 días?

Berni no descartó que se deban tomar medidas similares en otros barrios vulnerables en caso de que se detecte un fuerte aumento en el número de casos positivos.

El aislamiento comunitario en el barrio Villa Azul, en el partido bonaerense de Quilmes, será estricto en los próximos 15 días tras la detección de medio centenar de casos de coronavirus Covid-19, por lo que permanecerá cerrado y nadie podrá salir salvo por un criterio sanitario.

Desde el gobierno de Axel Kicillof explicaron que en las últimas 24 horas se detectaron 53 contagios por lo que se resolvió cerrar el barrio con las fuerzas de seguridad entre las calles Lincoln, Ramón Franco, acceso sudeste y Sargento Cabral.

Para ello, se afectaron unos 300 efectivos de las distintas fuerzas de seguridad que se distribuyen de cien por turno.

Desde el gobierno provincial detallaron que ante esta situación “se considera contacto estrecho a todo el barrio” y puntualizaron que “a cada vecino y vecina se les va asegurar comida, elementos de limpieza, desinfección e higiene personal”.

Agregaron además que “se va a relevar que necesidades tienen para evitar que salgan (como alimentos para celíacos, remedios, etc)” y además se van a instalar dos módulos del Ministerio de Salud de la Nación dentro del barrio.

Todos los casos confirmados, con síntomas leves, van a un centro de aislamiento y en caso contrario, a un hospital. El operativo de salud consiste en identificar casos sintomáticos y aquellos que están con síntomas se testean”, detallaron.

Desde el gobierno destacaron “la buena predisposición de los vecinos y de las vecinas”, y sostuvieron que “se articula con los referentes del barrio para lo que se tomó la decisión de dividir por zona y se camina el barrio con 50 promotores de salud”.

Por su parte el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, ratificó este lunes que se resolvió “cerrar la circulación hacia afuera y tratar de minimizar la circulación interna”, en tanto se realizará un relevamiento de personas que trabajan en actividades esenciales para “evaluar caso por caso“. El objetivo de la estricta cuarentena obligatoria es “frenar el foco y evitar que se expanda”.

Unas 5 mil personas viven en Villa Azul, de las cuales 3 mil están ubicadas en el partido de Quilmes y 2 mil en Avellaneda, y donde se tomó la decisión de cerrar sus límites durante dos semanas para “frenar este foco y no expandirlo”.

En Villa Azul “encontramos un número alto de positivos y se tomaron medidas urgentes, y formamos un comité de crisis para intervenir con los municipios de Quilmes y Avellaneda”, indicó Larroque a El Destape Radio.

Hay muchos pasillos, hay mucha aglomeración, y eso hace que el potencial de contagio sea muy rápido y, en función de esta situación, se ha planteado cerrar la circulación hacia afuera y tratar de minimizar la circulación interna, reforzando la asistencia de todo tipo, alimentaria, y otro tipo de recursos que la gente del barrio necesite”, sostuvo.

A modo de ejemplo, Larroque explicó que dado que “mucha gente va a comedores y ollas populares” planteó “pasar a la entrega de mercadería en cada casa, así la gente no tiene que trasladarse para poder comer, porque ese es un foco de contagio importante”.

“Otra medida que no nos agrada, pero tiene que ver con frenar este foco y no expandirlo es reducir al mínimo la salida de personas del barrio. Es una medida que a nadie le gusta pero la verdad es que no hay otra alternativa“, sostuvo Larroque.

El ministro explicó que será “por un período, primero de 15 días y, después, de un mes para tener evaluación clara a ver si frenó o no la circulación“.

En tanto el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, advirtió que “lo que pasó en Villa Azul puede llegar a repetirse en otros barrios” vulnerables. “Sería lo esperado, raro sería que no se repita”, sostuvo el funcionario tras destacar que el gobierno trabaja en testeos en el barrio vecino a ese asentamiento, Villa Itatí.

“No fue sólo los 55 casos; se hicieron testeos y de un 7% que daba positivo se saltó a casi 60% y por eso se tomó la decisión”, explicó Berni en declaraciones televisivas.

En cuanto a decisiones similares que deban reiterarse en otros barrios, Berni evaluó que “son definiciones que se toman cuando se ven los resultados de los testeos, pero no necesariamente deba ser Villa Itatí, sino que puede ser cualquier barrio que comience con la misma velocidad epidemiológica que tuvo Villa Azul“.

“Se trabaja mucho en la barrio de al lado, Villa Itatí, y hay que trabajar fuertemente en todo el territorio porque Buenos Aires tiene más de 10 mil asentamientos, por eso hay que tener una mirada especial para poder cuidar a los que van y vienen y son una fuente de contagio”, agregó Berni.

A las 14 de este lunes comenzó la distribución de alimentos, agua y elementos de limpieza con provisiones enviadas desde La Plata por la gobernación.

Berni consignó además que “la cuarentena se está cumpliendo en el barrio y se comprende la situación que atraviesa la gente del lugar, por eso están viniendo del Ministerio de Trabajo para justificar la inasistencia” de quienes deban ausentarse de sus puestos de trabajo por no poder salir del asentamiento.

“Se va a generar también un grupo de voluntarios para resolverle a la gente del barrio cosas que tenían que hacer”, agregó.

Además aclaró que “la gente que vive en el barrio y estaba afuera puede volver a entrar pero no salir después” y destacó que, “por suerte, durante dos meses” el gobierno estuvo preparándose “para situaciones como estas”.

Y enfatizó: “Necesitamos la foto de hoy porque los casos confirmados de coronavirus son de hace 14 días”.

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Villa Azul, cerrada: ¿cómo será el aislamiento comunitario por los próximos 15 días?"

Deje un comentario