Un nuevo Ni Una Menos, en medio de los crecientes casos de femicidio

Unas 100 personas, en su mayoría militantes de agrupaciones políticas y sociales por los derechos de las mujeres, participaron esta tarde de la jornada Ni Una Menos, para pedir basta de femicidios y de abusos contra menores.

Al igual que en otros puntos del país (se reclamó frente a sedes judiciales), la protesta se centró frente al edificio donde funcionan las fiscalías de Pilar. Es que justamente es hacia la Justicia donde apuntan las fuertes críticas que se despliegan en medio de una “ola” de femicidios en todo el país, con 48 casos en lo que va del año. En la Ciudad de Buenos Aires, la manifestación se centró en el caso de Úrsula Bahillo, asesinada por su pareja, integrantes de la policía, en la ciudad bonaerense de Rojas.

Desde el FIT Unidad responsabilizaron a “los gobiernos y el Estado” por los crecientes casos de femicidios en el país. A su vez cuestionaron a las ministras de Género de Provincia y Nación, Estela Díaz y Elizabeth Gómez Alcorta, respectivamente, que “se dicen feministas pero su gestión está muy lejos de dar respuestas a los reclamos de movimientos de las mujeres y disidencias”.

Las críticas también apuntaron contra el accionar de la policía, la violencia institucional y el encubrimiento que creen, hacen el gobernador Axel Kicillof y su ministro de Seguridad Sergio Berni.

“Para lograr Ni Una Menos no alcanza con crear más organismos, hay que elegir a los jueces y fiscales por voto popular, disolver el aparato represivo y aumentar el presupuesto para atender la violencia de género”, sostuvieron desde la agrupación de izquierda.

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Un nuevo Ni Una Menos, en medio de los crecientes casos de femicidio"

Deje un comentario