Sonia Alesso cruzó a Bullrich y Macri por el ataque a los docentes: “Deberían llamarse a silencio”

La avanzada de Juntos por el Cambio, en el marco del pedido de clases presenciales, suma un proyecto de ley que exige que sea “esencial” la educación en el país.

A semanas del inicio de un nuevo ciclo lectivo en pandemia, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, pidió echar a los docentes que se nieguen a brindar clases presenciales en los colegios y publicitó un proyecto de comunicación de Juntos por el Cambio para declarar a la educación como servicio esencial. Un concepto normalmente utilizado por los gobiernos o dirigentes de derecha para vetar el derecho a la huelga que tienen los trabajadores, tal como explicó Sonia Alesso, secretaria general del CTERA, a El Destape. La dirigenta gremial aseguró que los funcionarios opositores deberían llamarse al silencio porque ellos se dedicaron a desfinanciar la educación en la Argentina y le faltan el respeto a los trabajadores.

“La sociedad argentina necesita terminar con estos sindicatos obstruccionistas de una vez por todas. No podemos seguir conviviendo. Declaremos a la educación servicio esencial, como establece el proyecto que acaban de presentar los senadores (de Juntos por el Cambio), y docente que no va, tendrá que ser reemplazado. Seamos drásticos porque la Argentina no puede perder dos años de educación”, dijo Bullrich en su canal amigo TN.

Alesso dijo no estar sorprendida por estos dichos porque la ex ministra de Seguridad “formó parte de un Gobierno que desfinanció la educación, que permanentemente maltrató a los docentes” y aclaró que “nadie dijo que no pensaba ir a la escuela, es una barbaridad lo que está diciendo”. Lejos de eso, sostuvo la titular de CTERA, “lo que planteamos es saber cuáles son las condiciones de sanidad que tiene que haber no sólo para proteger a los maestros sino a los niños, niñas, jóvenes y adultos”.

El ataque de Bullrich a los trabajadores de la educación fue en sintonía con el mensaje de Mauricio Macri, ex presidente de la Nación, y su ya famosa carta “Abran las escuelas”. Desde el sur, donde está de vacaciones junto a su familia, se plegó al mensaje del PRO para volver a la presencialidad, apuntar contra los docentes y el Gobierno. En relación a esto, Alesso marcó que lo “dijo de vacaciones y después de estar un año en vacaciones, porque aquí estuvimos sosteniendo la escuela pública, la educación, el país y él estaba en Saint Tropez veraneando, después siguió veraneando y ahora sigue veraneando”. Y arremetió: “La verdad, es una falta de respeto para los que todos los días pusieron el hombro a la pandemia, no sólo los maestros y maestras sino el resto de los trabajadores y trabajadoras”.

Por eso, sugirió que “hay gente que se debería llamar al silencio” porque estos dirigentes comandaron un Gobierno “que desfinanció la educación, cerró el plan Conectar Igualdad, echó trabajadores para poner a funcionarios que cobraban siete o diez veces más que los que despidieron, suspendió la paritaria docente, incumplió la ley de financiamiento”. 
 
La educación como servicio esencial

Patricia Bullrich le dio publicidad a un proyecto de comunicación que pasó desapercibido. Fue presentado por Claudio Poggi, senador de San Luis por Juntos por el Cambio, en el Senado en diciembre del año pasado. En tan sólo cinco páginas, el legislador recordó algunas de las medidas adoptadas por la pandemia del coronavirus y remarcó que “muy poco es lo que se implementó en materia educativa, y es evidente que el año lectivo 2020 prácticamente está perdido y tampoco puede vislumbrarse acción alguna para el ciclo lectivo 2021; todo lo cual es muy grave”.

Por eso, consideró que “es urgente e imprescindible que se incorpore en la agenda pública a la educación como servicio y actividad esencial de nuestro país” y adelantó que “la modalidad, ya sea presencial o ya sea mixta –presencial y virtual-, la definirá cada Jurisdicción Provincial y la CABA, pero imperiosamente debe ser un servicio y actividad esencial”. Remarcó que la virtualidad convivirá con la formación de los alumnos incluso en la post pandemia por lo que será imprescindible que cada jurisdicción garantice la infraestructura que permita llevarla adelante.

Esta inversión será posible, según el senador, gracias a la definición de la educación como esencial. “Incluir la Educación como un servicio y/o actividad esencial permitirá tomar conciencia de la necesidad de invertir muchos más recursos económicos y científicos, trabajar mejor en conjunto para desarrollar estrategias y diversas modalidades acordes con las políticas de seguridad en salud ‘para nunca abandonar la educación de nuestros niños y adolescentes'”, argumentó.

Frente a esta iniciativa, Alesso advirtió que “la declaración de esencialidad de la educación siempre la usaron los Gobiernos de derecha para prohibir los paros. En ese sentido, no está hablando de declararla esencial porque es importante sino para cancelar un derecho y me parece que es una vergüenza”. Y le respondió a quienes levantan el dedo para señalar una ausencia total de educación en épocas de coronavirus: “Muchos de los que hablan no pasaron ni por la puerta de la escuela, creo que solamente cuando la cursaron y son bastante poco responsables porque la escuela se sostuvo, estuvo abierta, hubo clases a distancia, cuadernillos, los maestros trabajaron muchísimo y eso lo pueden contar padres a lo largo y ancho del país”. 

 
 
 
 
 

 

 
 
Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Sonia Alesso cruzó a Bullrich y Macri por el ataque a los docentes: “Deberían llamarse a silencio”"

Deje un comentario