Secuestro y crimen: la víctima habría sido ejecutada con disparos en la cabeza

El cuerpo de Ariel Robles (41) apareció ayer. Podría haber sido asesinado en el mismo zanjón de José C. Paz en el que fue encontrado. Por el hecho están detenidos un hombre y dos mujeres.

Ariel Robles habría sido asesinado con varios disparos en la cabeza. Así lo afirmaron las fuentes policiales tras el hallazgo del cuerpo del hombre de 41 años, quien había sido secuestrado en Lagomarsino este lunes y cuyo cuerpo sin vida apareció en las primeras horas de la tarde del martes, en José C. Paz.

El cadáver estaba atado de pies y manos y presentaba marcados signos de violencia, no solo los presuntos disparos sino también golpes con objetos contundentes. Por el hecho hay tres detenidos (un hombre y dos mujeres) y los investigadores intentan dar con más miembros de la banda que cometió el sangriento hecho.

Además, indagan en testimonios de vecinos de la zona que puedan aportar precisiones sobre el momento en el que fue dejado el cuerpo. En este sentido, se presume que Robles podría haber sido ejecutado en el mismo zanjón de José C. Paz en el que fue encontrado horas más tarde.

Horror

La víctima tenía antecedentes penales y era buscado desde el lunes a la noche, después de que la mujer radicara una denuncia debido a que no sabía nada sobre su paradero.

Todo comenzó el lunes al mediodía, cuando Robles le dijo a su esposa que lo acompañara a la casa de un conocido suyo llamado Oscar, por lo que ambos se dirigieron a bordo de una camioneta Toyota. La pareja llegó a la vivienda ubicada en Rumania al 2900 de la localidad de Lagomarsino, pero el único que ingresó fue el hombre, mientras su esposa se quedó adentro del vehículo.

Según las fuentes, pasada media hora, una persona salió armada y obligó a la mujer a entrar al inmueble, donde vio que su marido estaba maniatado y tenía el rostro desfigurado tras recibir una golpiza. Los delincuentes le exigieron que entregara dinero en efectivo a cambio de que sea liberado y, entonces, fue hasta su casa junto con uno de los captores.

La esposa les dio unos 30.000 pesos y algunos electrodomésticos, tras lo cual le avisaron que Robles iba a ser liberado para la medianoche. Sin embargo, pasadas las horas y al no recibir noticias de su esposo, fue al destacamento de Lagomarsino para denunciar lo ocurrido.

El fiscal de turno, Andrés Quintana, dispuso un allanamiento de urgencia en el marco de una causa que había sido caratulada como “privación ilegal de la libertad”. La Policía detuvo allí a “Oscar”, de 34 años, y a dos mujeres de 24 y 26 años que estaban en la vivienda, aunque Robles no fue hallado.

Tras irradiar un alerta por la zona, los efectivos encontraron el cuerpo poco después de las 13 de ayer, en una zanja de la calle Puch esquina Leguizamón del barrio Los Hornos de José C. Paz, en una zona de calles de tierra al fondo del country Argentino Golf Club y a 200 metros del arroyo Pinazo. De esta manera, el fiscal Quintana recaratuló la causa como “robo agravado y homicidio criminis causa”.

De acuerdo a testimonios de los vecinos, cerca de las 20.30 del lunes, en medio de una intensa lluvia, vieron detenerse un auto del cual, entre dos y tres personas, arrojaron un bulto. Se trata de confirmar si también oyeron detonaciones de arma de fuego.

Trabajaron efectivos de la Comisaría José C. Paz 2ª, personal del Destacamento Lagomarsino y autoridades de la Estación de Policía Pilar, además de la Brigada de Peritos de Casos Especiales de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Los investigadores sospechan que el móvil del crimen está relacionado con una deuda económica producto de algún hecho ilícito, ya sea por venta de drogas o por el botín mal repartido que había sido obtenido de algún robo.

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Secuestro y crimen: la víctima habría sido ejecutada con disparos en la cabeza"

Deje un comentario