Rusia avala que la segunda dosis de la Sputnik se pueda diferir tres meses

Los fabricantes de la vacuna rusa dieron el visto bueno a la estrategia que en Argentina se aplica desde hace un mes.

El Instituto Gamaleya de Rusia, desarrollador de la vacuna Sputnik V, avaló que la segunda dosis pueda diferirse hasta tres meses, una estrategia que en Argentina se aplica desde marzo.

“Consideramos posible incrementar el intervalo mínimo entre la aplicación del primer y segundo componente de la vacuna de los 21 días previamente aprobados hasta 3 meses”, informó Alexander Gintsburg, director del Centro de Investigación Gamaleya. 

El científico ruso agregó que prolongar el intervalo “no influirá en la intensidad de la respuesta inmune inducida por nuestra vacuna, y en algunos casos la aumentará y prolongará”.  “Dada la demanda excepcionalmente alta de la vacuna entre la población, esta decisión aceleraría significativamente la inmunización”, agregaron.

Los desarrolladores de la Sputnik V informaron que esta conclusión proviene de “la experiencia en el uso de vacunas con la misma plataforma de adenovirus y, lo que es más importante, de campañas de vacunación masiva exitosas en Rusia y muchos otros países”.

 

En ese sentido, destacaron el caso argentino. “Como desarrolladores de la vacuna, también apoyamos las declaraciones anteriores, realizadas de forma independiente, por respetados reguladores de la salud, como la ANMAT (Argentina), sobre la ampliación del intervalo entre inyecciones”, indicaron.

El Ministerio de Salud argentino junto con los ministerios provinciales acordaron el mes pasado diferir las segundas dosis de todas las vacunas hasta los tres meses. Lo hicieron a pesar de que la experiencia internacional sólo parecía avalar la estrategia en el caso de la vacuna de AstraZeneca y su versión india Covishield.

En el caso de la Sputnik V y la Sinopharm (las otras vacunas que dispone Argentina) la estrategia causó polémica porque los desarrolladores no habían avalado formalmente la extensión del intervalo, lo que generó dudas en una parte de la comunidad científica argentina. 

En el caso de la vacuna china -sobre la que había más dudas de parte de los especialistas- esa estrategia quedó en el olvido porque el Gobierno nacional no logró ampliar el contrato y deberá utilizar las dosis que faltan llegar como la segunda.

Además de la necesidad de acelerar la inmunización, Rusia tiene problemas con la producción de las segundas dosis de la Sputnik que tiene mayor complejidad y ha sufrido demoras importantes.

Un estudio realizado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología y otras instituciones argentinas reveló que una sola dosis de la vacuna Sputnik V genera anticuerpos específicos contra el virus SARS-CoV-2 en el 94% de los vacunados a los 21 días de haber recibido la primera dosis.

 

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Rusia avala que la segunda dosis de la Sputnik se pueda diferir tres meses"

Deje un comentario