Presidenciales Estados Unidos 2020, Joe Biden – Donald Trump

Por Sonia Paez Rey.

Corresponsal de la Cadena estadounidense Radial Tricolor USA    Reporte especial para La Muy Negra, Argentina.


En 2015, la revista inglesa The Economist que aborda la actualidad de las relaciones internacionales y la economía global, se refirió a los comicios estadounidenses como “el mayor espectáculo sobre la tierra”. El mundo fijó su mirada en las elecciones presidenciales estadounidenses de este 3 de noviembre por una interesante y jugosa razón: la reelección de Donald Trump o la victoria de Joe Biden, republicanos o demócratas, sello combativo o estilo moderado.

En esta contienda, cada estado, dependiendo de su importancia por cantidad de habitantes, otorga más o menos votos electorales, alcanzar 270 votos de los 538 del colegio electoral resulta determinante para arribar a la Casa Blanca, objetivo común de dos candidatos de visibles diferencias e ideas antagónicas.

 Hasta este jueves, Trump acumula 214 votos electorales, mientras Biden, acaricia la Presidencia con 253 votos a su favor. Sin embargo, frente a esa posible y latente victoria del candidato demócrata, todavía existen chances para el mandatario republicano. La carrera presidencial puede resultar, incluso, en un contundente empate electoral.

En Pennsylvania, Georgia, Arizona, Carolina del Norte y Nevada, los estados que siguen contando votos y donde las diferencias entre Donald Trump y Joe Biden es tan mínima, se mantiene abierta la posibilidad de que las ventajas de cada uno puedan revertirse.

Es muy probable que Trump gane en Alaska cuyos resultados finales están aún pendientes de entregar.

El Presidente de los Estados Unidos no debería perder en Pennsylvania. Si esos 20 votos electorales van a Biden, la elección habrá acabado para él.

Pero, aunque Trump gane Pennsylvania, además necesitará 36 votos electorales. Ganar en Alaska (3 votos electorales), Georgia (16) y Carolina del Norte (15) suma 34, por lo que además necesitaría Arizona (11) o Nevada (6), y en ambos estados, hasta momento, la ventaja es para Biden.

El ex vicepresidente de Obama, necesita ganar en Pennsylvania. Si lo logra, sumará 273 votos, tres más de los necesarios. Incluso si pierde en Pennsylvania, Biden puede lograr la victoria con una combinación que le otorgue 17 votos: Arizona y Nevada, donde lidera hasta el momento, suman justo la cifra que necesita. Arizona más Georgia, o Arizona más Carolina del Norte, también son sus alternativas.

Si Biden no ganara ni en Pennsylvania ni en Arizona, aún puede sumar los 17 votos que le faltan con victorias en Georgia y Nevada, o Carolina del Norte y Nevada. 

Aunque es poco común, el escenario del empate también podría ocurrir en el caso que Biden gane en Georgia, pero Trump se imponga en todos los demás estados. Esa posibilidad daría como resultado final una elección empatada con 269 votos electorales para ambos candidatos. Si así resultara, según lo establecido en la constitución estadounidense, será la Cámara de Representantes la que deba elegir al presidente y vicepresidente. Donde los republicanos cuentan con mayoría de representación.

Más de 150 millones de ciudadanos fueron llamados a votar, la participación más alta en 120 años. Un día después al cierre de los comicios de los Estados Unidos, aún no ha arrojado un ganador.

Sonia Paez Rey
Corresponsal en Cadena Radial Tricolor de los Estados Unidos
Reporte especial para La Muy Negra, Argentina.

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Presidenciales Estados Unidos 2020, Joe Biden – Donald Trump"

Deje un comentario