Preocupado por más restricciones, el comercio pide “equilibro entre economía y salud”

Ante una situación de crecimiento en los contagios, el comercio de Pilar asegura entender las decisiones que buscan detener la propagación del virus. Pero esperan que posibles nuevas medidas no “sean detonantes para su economía”.

La Cámara de Comercio de Pilar (SCIPA) continúa manteniendo un diálogo cercano con las autoridades municipales para poder trabajar en una agenda conjunto que beneficie a los comerciantes del distrito.

En ese marco, esta semana comenzó con un encuentro junto al subsecretario de Comercio, Felipe Silvestre, donde uno de los principales puntos a tratar tuvo que ver con las nuevas restricciones que han comenzado a regir a causa del avance de la segunda ola de la pandemia.

“Tuvimos una reunión con Desarrollo Económico, y uno de los principales puntos que preocupa actualmente son las restricciones vigentes y las posibles a futuro, porque los contagios van en aumento y según los anuncios que se escuchan van a venir restricciones más fuertes”, contó a Resumen el secretario de la entidad, Cristian Hait.

Asimismo, indicó que “todos los comercios están muy preocupados por lo que puede venir, teniendo en cuenta que alguna medida hay que tomar con respecto a bajar los contagios. Pero lo que le pedimos al Gobierno es que no sean tan agresivas, porque estamos en un contexto donde algunos rubros estuvieron hasta noviembre cerrados y aún no se han logrado recuperar. Por ende, un cierre total sería detonante para su economía”.

De todas maneras, Hait afirmó que “se entiende la situación, porque como todos, estamos preocupados por el aumento de contagios. Y como sabemos que se viene complicado, estamos pidiendo que haya un equilibrio entre economía y salud”.

En tanto, en relación a las restricciones actuales, manifestó que “hay muy pocos comercios que trabajan hasta pasadas las 8 de la noche, y en general hasta ahora no se han visto perjudicados por esa medida. Aunque al gastronómico sí le complica el cierre a las 23. Si bien se está acatando, por un tema de organización con sus empleados, la limpieza luego del cierre y el hecho de que algunos viven lejos y no pueden llegar a sus hogares antes de las 12 cuando se prohíbe circular, se vuelve más complejo”.

Y agregó: “De igual manera, lo que es espera es que no se tomen medidas más fuertes, porque ahí sí saldrían muy perjudicados económicamente”.

Una agenda más amplia

Si bien esta cuestión se lleva gran parte de la atención por la incertidumbre que representa, desde la cámara también apuntan al trabajo que se viene haciendo junto a la Comuna en otros aspectos.

Uno de ellos, tiene que ver con una problemática que es planteada desde hace tiempo: la venta ambulante. “En cada reunión se toca el tema. Y se está trabajando sobre eso, puntualmente más en los puestos que se forman en los puentes de Panamericana. Nos dicen que se ha incautado mercadería para que no se sigan instalando en esos lugares, pero vuelven, aunque no en gran dimensión como antes”, señaló Hait.

Además, sostuvo que “también se está restringiendo la ocupación de veredas en las localidades. Muy de a poco, pero algo se está trabajando y avanzando con ese tema”. “Seguimos insistiendo en que se tiene que erradicar ese tipo de actividad, y darle la posibilidad a que puedan trabajar en forma digna, en un lugar instalado para eso y haciendo los aportes que corresponden en todo el comercio. Hay que pagar impuestos, tasas, porque esa es la única forma de que todos colaboremos con la situación del país. Si todos aportamos, podemos salir adelante”, añadió.

Por otra parte, afirmó que “lo que suceda de acá a 15 días es funcional al sistema sanitario y el crecimiento de los casos, pero igualmente siempre se trata de ver más allá, y seguimos trabajando en mejorar la estética de los centros comerciales para atraer más clientes. El comercio necesita que la gente visite los locales de cercanía, que es lo que defendemos constantemente porque entendemos que es el tipo de actividad que colabora en la comunidad. Da empleos, paga sus impuestos y le da vida a la ciudad”.

Y por esa razón, hay dos cuestiones en las que se busca avanzar: veredas y estética de las vidrieras. “Estamos viendo con el Gobierno la forma de mejorar las veredas, porque si un día de lluvia se quiere salir a caminar por Pilar, realmente las veredas no están en condiciones. Y además, queremos avanzar con las capacitaciones, y junto a las Escuelas Municipales buscamos poder brindar una capacitación para arreglos de vidriera, que creemos que en cada fecha clave la vidriera del comercio es lo que llama, y por eso queremos dar una herramienta para atraer clientes”.

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Preocupado por más restricciones, el comercio pide “equilibro entre economía y salud”"

Deje un comentario