Noemí Gómez entregó su vida en el frente de batalla, allí donde la lucha contra el COVID_19 es encarnizada.

 
 
Por Jesús Marcelo Delise
 
Hay un sector crítico, principal punto de ingreso de todo paciente con sospecha del virus, donde se camina entre la vida y la muerte y es una constante entrega, con situación que transcurren mientras surgen los cambios, allí, donde se acompaña la evolución de la enfermedad.
 
 
El Covid_19 se instaló en todo nuestro país y de apoco, tomó un protagonismo alarmante, mientras deja muy en claro, hasta que no aparezca una vacuna, somos extremadamente vulnerables frente a él.
 
Por un lado, el fuego de la estupidez avivado justamente por estúpidos que desprecian la vida y juegan a ser los desafiantes de una pandemia que no distingue entre pobres o ricos, negros o blancos, o cualquier posicionamientos ideológico, ya que los trata a todo por igual, demostrando que la madre naturaleza, puede dar vida o arrebatarla en un abrir y cerrar de ojos si no estamos atentos.
 
Por otro lado, los hombres y mujeres que decidieron ser parte de la primera defensa contra esta pandemia que azota no solo a la argentina, sino al mundo entero, son esos hombres y mujeres que se quedaron en las trincheras exponiendo sus vidas para que otros puedan seguir viviendo, para que otros recuperen esa bocanada de aire que el Coronavirus de apoco les va arrebatando.
 
Se viven horas de profundo dolor en el ámbito de la salud local, los números en Pilar son alarmantes y a pesar del esfuerzo de nación y del municipio, hay momentos en que da la sensación, todo el esfuerzo parece en vano.
 
 
Noemí Gómez, enfermera del Hospital Sanguinetti, un soldado de trinchera, una integrante del frente, allí donde el coronavirus da su batalla más encarnizada, luchó hasta el último aliento, luchó hasta que el Covid_19 logró alcanzarla y arrebató su vida en una pulseada que duró solo horas.
 
 
Habrá tres días de duelo municipal.
 
Correntina, radicada en el distrito, la mujer tenía apenas 32 años, estaba casada y era mamá de dos hijos.
 
« Recibimos la noticia de Noemí Gómez, enfermera del Hospital Sanguinetti que falleció en el día de ayer habiéndose contagiado el virus contra el que todos los días pelean valientemente tantos médicos, médicas, enfermeros y enfermeras como ella» , expresó en las redes sociales el intendente Federico Achával.
 
«Abrazamos de corazón a sus familiares y amigos en este difícil momento y les hacemos saber que todo el municipio de Pilar queda a disposición de lo que necesiten. En honor y memoria de Noemí, declaramos el luto en el Municipio de Pilar».continuó diciendo.
 
Cuenta la cronología que Noemí terminó su guardia en el hospital el fin de semana y se dirigió a su casa, el domingo comenzó a levantar temperatura, y al poco tiempo se agravó en la madrugada del lunes. Ya internada (martes), dio positivo de Covid_19.
 
A pesar de haber recibido plasma provisto por la Provincia, su estado siguió empeorando hasta que finalmente, falleció esta madrugada.
 
La incertidumbre de un virus que nunca termina de mostrar su rostro definitivo, es algo que impide pensar en un término certero: Desconocemos el futuro que nos espera, En Pilar, el municipio junto con la provincia, está tomando todos los recaudos necesarios en los testeos de los grupos de riesgo, pero en realidad, no sabemos cuál va a ser el límite de esta situación.
 
Por lo pronto, la vacuna es la esperanza y la distancia social, nuestra única arma. Nadie sabe cuándo llegaremos a una vacuna capaz de alejarnos de todo riesgo frente a los ataques del COVID_19 y hasta que esa vacuna llegue, nuestras primeras defensa seguirán siendo esos hombres y mujeres dispuestos como Noemí Gómez, a dar su vida para que otros sigan Respirando.
 
Desde la redacción de diariolamuynegra.com queremos darle las gracias y decirle que pueden contar con nosotros, porque la información también es parte de la lucha y porque nunca dejaremos de homenajear a Noemí Gómez y a tantos otros que arriesgan su vida por cada vecino de nuestro querido municipio.
 
Para tener en cuenta:
 
Estar al frente de las trincheras, es también estar bien armado para la batalla y el personal del Hospital Sanguinetti, no solo se reúne para homenajear a un compañero caído en el frente sino para reclamar mejores condiciones sanitarias, ya que no solo se ven acorralado por una pandemia que no da tregua, sino que las condiciones con las cuales tienen que lidiar día a día, ponen cada vez más en riesgo la vida de los trabajadores de la salud.
Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Noemí Gómez entregó su vida en el frente de batalla, allí donde la lucha contra el COVID_19 es encarnizada."

Deje un comentario