Messi ya le comunicó al Barcelona que no quiere seguir

Según trascendió, Lionel Messi ya tiene decidido abandonar el Barcelona tras 20 años y así ya se lo habría comunicado a los dirigentes. Se espera que en las próximas horas el futbolista rosarino haga un anuncio oficial.

El fútbol mundial se estremeció este martes con una noticia de alto impacto: Lionel Messi le comunicó formalmente al Barcelona su intención de desvincularse después de 20 años en el club y de casi 16 en el equipo de primera división con el que marcó una era de títulos y récords personales.
El rosarino, de 33 años, envió un documento (burofax) a las oficinas del club para activar la cláusula de salida de su contrato que vence a mediados del año próximo, confirmó a Télam una fuente oficial “blaugrana”.”El pedido de Messi fue recibido en los términos revelados por la prensa local e internacional”, ratificó el vocero consultado por esta agencia, sin precisar si la institución dará en las próximas horas un comunicado oficial de la noticia.

La gloria máxima de barcelonismo tomó una decisión definitiva sobre su futuro, que estará fuera de un club inmerso en una severa crisis después de la eliminación en la Champions League a manos del Bayer Munich (8-2), lo que supuso la peor derrota en la historia de las competiciones europeas.

Después de recibir el mensaje del rosarino, la Junta Directiva de Barcelona convocó a una reunión de urgencia para determinar los pasos a seguir, sin que se descarte una batalla legal para intentar retenerlo.

En la última renovación de su contrato, firmada en 2017, Messi exigió una enmienda que le permitiera desvincularse del club a final de cada temporada y ahora pretende dispararla para lograr su libertad.

Pero esa cláusula fija como plazo de ejecución el 31 de mayo, fecha establecida como final de la temporada 2019-2020, aunque el delantero entiende que puede exigirla porque la última campaña debió extenderse más allá de esa fecha debido a la pandemia de coronavirus.

Pese a la eventual pulseada jurídica, Messi no tiene intenciones de presentarse a las pruebas PCR del próximo lunes, un paso previo al inicio de los entrenamientos, el martes, con el nuevo director técnico Ronald Koeman.

El capitán de la Selección argentina se reunió el pasado viernes con el neerlandés, sustituto de Enrique Setién, y le reconoció que se sentía “más fuera que dentro” de la institución que se planteó una reestructuración del plantel después de la vergonzosa derrota con los alemanes en Lisboa.

Tres días más tarde de esa reunión, Koeman le informó por teléfono a cuatro futbolistas (el francés Samuel Umtiti, el croata Ivan Rakitic, el chileno Arturo Vidal y el uruguayo Luis Suárez) que no los tendría en cuenta, lo que aumentó el malestar de un astro enfrentado con la actual dirigencia que lidera Josep María Bartomeu.

Según revelaron a Télam desde su entorno, Messi tomó la determinación de abandonar el Barcelona después de dialogar con Koeman el viernes, pero recién lo puso de manifiesto este martes con el pedido formal de romper su contrato.

Al capitán del seleccionado argentino tampoco le gustó el procedimiento del nuevo entrenador al momento de comunicar que los cuatro jugadores mencionados, entre ellos su compañero y amigo Suárez, no serían considerados para la nueva temporada que comenzará en septiembre próximo.

Manchester City de Inglaterra, dirigido por Josep Guardiola, con quien Messi brilló en el club “blaugrana”; y Paris Saint Germain de Francia, donde milita su excompañero y amigo Neymar, son los clubes que parten como favoritos para contratarlo por su poderío económico.

Entre ellos, incluso, el City tendría ventaja por la relación afectiva de Messi con Guardiola y la presencia en el plantel de su otro gran amigo del fútbol: Sergio Agüero.

Como estrategia de seducción, el PSG jugaría la carta de ficharlo junto a Suárez para reeditar el tridente ofensivo de la MSN (Messi-Suárez-Neymar), que conquistó el triplete en la temporada 2014/15 (Liga, Copa del Rey y Liga de Campeones).

Inter y Juventus de Italia más Manchester United de Inglaterra también se anotaron en la carrera por quedarse con el mejor jugador del mundo.

Messi llegó a las divisiones inferiores de Barcelona con 13 años, debutó en primera división con 17, el 16 de octubre de 2004, en el inicio de una carrera sin precedentes en la historia del fútbol.

A lo largo de 16 temporadas, jugó 731 partidos oficiales, marcó 633 goles -lo convirtieron en el máximo goleador histórico del club y de la Liga de España-, obtuvo 33 títulos (nacionales e internacionales), seis Balones de Oro y la misma cantidad de Botas de Oro.

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Messi ya le comunicó al Barcelona que no quiere seguir"

Deje un comentario