Me cagó a palos, me tiene amenazada de muerte. Indicios, solo indicios

La pandemia empeoró la situación. Aumentaron las llamadas al 144 y los pedidos de ayuda.

 

 

Por Jesús Marcelo Delise

Las cifras asustan,  son escalofriantes y nos da un marco de horror, un femicidio cada 24 horas y además,  creció de manera exponencial  las consultas a la Línea 144,  lo peor de todo,  en muchos caso terminan siendo un desenlace anunciado.

Úrsula Bahillo la joven asesinada a puñaladas en la ciudad bonaerense de Rojas, le contó a una de sus amigas que hacía siete meses que Matías Ezequiel Martínez le pegaba, y que lo había mantenido en silencio por temor a recibir una represalia.

Desde la infancia y en particular desde la adolescencia, son muchas las cosas que nos enseñan a los varones para ser “bien machos”. Sin embargo, todos esos rituales demandados, hoy ya tienen un poco de olor a rancio y peor cuando esas enseñanza terminan por construir a un ser que solo entiende de violencia y ve en la mujer, a un ser débil que puede someter a su antojo.

Resultado de imagen para ursula bahilloÚrsula Bahillo, de 18 años, fue asesinada el lunes pasado a puñaladas en una zona rural cercana a Rojas, en Guido Spano, por su ex novio, un agente de la Policía bonaerense con carpeta psiquiátrica llamado Matías Ezequiel Martínez, de 25 años, y que se encuentra actualmente internado en Pergamino por heridas que él mismo se provocó, al parecer, tras el ataque a la adolescente.

Úrsula Bahillo iba a cumplir 19 años el próximo 26 de febrero y se sabe que durante su relación con Martínez,  todo fue un caos, maltratos, golpes y «amenazas de muerte»

«Fueron siete meses de amenazas de muerte constantes», dijo, la madre de Ursula  y finalmente remarcó que se siente entera, al menos hasta que se reencuentre con su hija.

El cuerpo le será devuelto a la familia una vez que finalice la autopsia.

Hay una tierra donde no existen las sorpresas,  donde las palabras son puesta a punto con frases que se lucen por la tv mientras la realidad  se mastica a esos sueños que vociferan un mundo mejor.

Indicios. Solo indicios y no es poca cosa si pretendemos salvar una vida, indicios, pistas a la vuelta de cada esquina y del otro lado,  los ojos vendados,  la quietud  de los que no quieren ver,  la mirada perdida de quienes deberían comprometerse y en vez de eso,  siguen prefiriendo  las lindas  frases en algún show televisado,  mientras en algun lugar, se relatan  historias de un  futuro que está por arribar; un futuro triste, donde hay que llorar  a una joven de 18 años en un desenlace fatal que podía haberse evitado.

Las cartas siempre estuvieron sobre la mesa,  no era necesario ser vidente o erudito de alguna disciplina astrológica, solo bastaba presta atención a los gestos, a las miradas de terror, a la tristeza que le estaba arrebatando el alma a una mujer que tenía toda la vida por delante.

No hay misterio en los acontecimientos que llevaron al asesinato de Úrsula Bahillo. Todo estaba muy claro, todo fue escrito  de tal manera que lo Inesperado no tiene lugar en esta historia

Hace poco tiempo, viví el femicidio en carne propia, cuando perdí a una amiga asesinada por su esposo.

Un día antes de su muerte, estuvimos hablando por teléfono hasta altas horas de la madrugada ya que estábamos preparando la fiesta de fin de año en toda la comunidad de presidente Derqui Pilar, al otro día,  la noticia fue devastadora, Laura Sirera acaba de fallecer,  Matías su marido,  le quitó la vida después de proporcionarle varios martillazos en la cabeza. Así de crudo, así de doloroso, así llega la muerte de una mujer indefensa cuando un desquiciado decidió sacarla de este mundo

Un jueves al Medio día una amiga llena de vida, Laura Sirera Fue asesinada por su marido y padre de sus hijos de la manera más salvaje posible y un  viernes, fuimos todos a despedirla, fuimos a decirle que lo sentimos por no haber visto lo que se venía, por no hacer más por el respeto a la mujer, por no trabajar con más fuerza para que de una vez por todas la violencia hacia la mujer quede arrancada de raíz.

Ya es hora de que aprendamos a estar más atento, ya es hora que podamos ver más allá de nuestra vista.

Indicios, solo son indicios y esto no es poca cosa, solo depende de nosotros para que no haya más Úrsula Bahillo o  Laura Sirera, solo esperemos que la palabra NI UNA MENOS no sea simplemente un slogan. Solo depende de nosotros,  lo demás,  solo son frases perdidas.

 

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Me cagó a palos, me tiene amenazada de muerte. Indicios, solo indicios"

Deje un comentario