La estrategia de Alberto con los gobernadores para llegar a los 40 puntos en noviembre

 

Preocupados por la caída de la imagen presidencial y de la gestión que arrojan las encuestas, desde el comité de campaña del Frente de Todos le dieron vía libre a los gobernadores para provincializar el discurso de cara a las generales de noviembre para recuperar al menos 10 puntos.

En el oficialismo consideran que el gobierno cuenta con una aprobación del 30 por ciento y la estrategia para todo el país es llegar al menos al 40 a través del aumento del número de electores y de la movilización de las bases peronistas que creen que en buena medida expresaron su descontento en no ir a votar el 12 de septiembre.

Para ello, se diseñó una doble estrategia. Por un lado, la provincia de Buenos Aires donde el gobierno nacional junto a Kicillof unificarán criterios para superar a Juntos por el Cambio en el distrito más importante del país. 

Alberto Fernández junto a los gobernadores en La Rioja

En el resto de los distritos, la lógica será diferente y ya fue acordada entre Alberto con los gobernadores; provincializar la campaña y hacer jugar a los intendentes: “nos votan 3 de cada 10, necesitamos que cada intendente convenzan a uno más para llegar al 40%”, analizan en Casa Rosada.

En consecuencia, a diferencia de lo que sucedió en las PASO, cuando el slogan “la vida que queremos” se impuso en todo el país, ahora habilitaron a los mandatarios provinciales a desplegar su propia estrategia de la mano de los intendentes. 

A su vez, los alcaldes llevaron un mensaje claro a Nación: “dennos el material para poder militar”, que no significa otra cosa que llevar obras y concretar anuncios que mejoren en algo la difícil situación que atraviesa la mayoría de la población.

En el caso de Santa Fe, por ejemplo, se comenzó con la ambiciosa obra de la circunvalación ferroviaria en la capital provincial que acelerará el ingreso de los trenes a los puertos del Gran Rosario. Calculan que la carga del noroeste destinada a la exportación ahorrará 8 horas en llegar a destino, un platal en términos logísticos.

Por otro lado, no se descarta que Alberto le anuncie a Perotti la cancelación de la deuda histórica que Nación tiene con Santa Fe que al día de hoy suman casi $100 mil millones por coparticipación retenida indebidamente que tiene fallo de la Corte Suprema de Justicia.

En definitiva, en el oficialismo buscan federalizar la campaña, un reclamo que venían haciendo los gobernadores que por lo bajo se quejaban del porteñismo extremo que caracterizó la primera mitad del Alberto Fernández y que ahora parece haber encontrado otro rumbo con la incorporación de Manzur a la jefatura de Gabiente.   

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "La estrategia de Alberto con los gobernadores para llegar a los 40 puntos en noviembre"

Deje un comentario