La balacera a la sede judicial suma extrema tensión al nuevo juicio contra el jefe de Los Monos

Desde Marcos Paz, Guille Cantero, líder de la banda narco, habría orquestado el atentado contra el Centro de Justicia Penal donde en horas deberá enfrentar un nuevo juicio.

Una balacera contra el edificio del Centro de Justicia Penal de Rosario, registrada a menos de 48 horas antes de que inicie un nuevo juicio contra Ariel ‘Guille’ Cantero, capo de Los Monos, desató el temor en las dependencias judiciales que allí trabajan y encendió la alarma policial ante el temor de nuevas represalias.

No se trata de un caso aislado sino de una marca registrada del modus operandi de la banda narco que tiene a sus principales jefes presos pero con la capacidad logística para mantener el negocio del narcomenudeo, las extorsiones y el amedrentamiento a través de las balas. La misma dependencia ya había sido atacada en momentos previos que se inicien otros procesamientos judiciales que le complicaron la situación a Cantero.

De hecho, no se explica la manera en que dos desconocidos en motos a las 23.30 cuando aún había movimiento de vecinos en el parque que rodea al Centro Judicial, llegaron sin problemas y empezaron a repartir balas de manera aleatoria y se pudieron retirar sin mayores inconvenientes cuando esa área debía contar con seguridad extrema.

Lo cierto, es que las autoridades policiales habían solicitado que la audiencia imputativa a Cantero se realice de forma virtual para evitar el traslado del detenido por el alto nivel de peligrosidad. Lo que no se previó es el refuerzo de los edificios claves que podían ser objetivos de los sicarios al servicio de Los Monos. Con el ataque perpetuado, la provincia dispuso un amplio operativo con más de 250 uniformados y más de 60 vehículos dispuestos exclusivamente al juicio contra el jefe narco.

Por lo pronto, este viernes, los fiscales David Carizza, Matías Edery y Luis Schiappapietra imputarán a Ariel “Guille” Cantero por atentados a edificios públicos y domicilios particulares de magistrados y funcionarios judiciales que entendieron en causas anteriores y al mismo Concejo Municipal de Rosario recibió la furia de tiratiros anónimos.

Por otro lado, Cantero también será imputado por “instigar” el atentado a tiros al casino City Center que terminó en el homicidio de Enrique Encino, víctima eventual que recibió un disparo en la cabeza mientras fumaba un cigarrillo en un balcón de la casa de juegos en enero del año pasado.

La balacera se relacionó a una serie de maniobras extorsivas que Los Monos venían realizando sobre locales y negocios para obligarlas a pagar un canon por “seguridad”, el tradicional negocio de la extorsión con el que hicieron fortuna los gánster de fama internacional.

 Cuando se comenzó a investigar el atentado al City Center, se dio con la punta del ovillo que permitió desentramar una profunda trama criminal en la que se vinculaban altísimos funcionarios judiciales y que puso al senador provincial Armando Traferri como uno de los organizadores de la red de juego ilegal que venían recibiendo la presión de Los Monos para participar de los tributos. Esas relaciones son investigadas por los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, que tienen como principal implicado político a Traferri que el 23 de agosto deberá declarar por estar comprometido en importantes causas por lavado de dinero y juego clandestino.

Además, este mismo jueves los fiscales sumarán otra imputación contra ‘Guille’ Cantero que también incluirá a Carlos Damián “Toro” Escobar, un segunda línea de la banda, bajo la figura de asociación ilícita mafiosa, según la cual Cantero le habría prestado “mano de obra barata” (sicarios) al líder del sindicato de Taxistas, Horacio Boix, quien lo habría contratado para ejecutar a su adversario político.

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "La balacera a la sede judicial suma extrema tensión al nuevo juicio contra el jefe de Los Monos"

Deje un comentario