Hoy es un dia muy triste para el arte, para la música, pero por sobre toda las cosas, para nuestro pueblo.

La música, es la mano de dios acariciando tu frente, es el complemento perfecto que te permite soñar, es la compañía que nunca se cansa de estar a tu lado y se atreve a ser un elixir perfecto a la hora dar alivio al alma.
 
 
 
Por Jesús Marcelo Delise
 
La música, nos alegra el espíritu, nos permite sentirnos parte de un grupo social y nos libera y claro, nos hace sentirnos especial cuando nos atrevemos a ser parte de ello.
 
Este mediodía, una nota sonó sin desafinar y fue certera, nos llenó de tristeza, no lleno de un dolor infinito, porque la música también puede hacerte llorar, también puede golpearte lo suficientemente fuerte como para que tu alma se detenga por un instante y así, en ese sacudón, puedas sentir que también hay dolor en la música, porque la música no es otra cosa que la vida misma.
 
Alejandro Calvera, vecino ejemplar, militante de un Pilar que lo vio nacer, Maestro de esos que te enseñan que la vida es importante, marido ejemplar, compañero, amigo, como solo esos seres humanos que descubres cuando Dios lo pone en tu camino, a los 60 años de edad, punteo su última nota para nosotros cuando su corazón busco la calma y su espíritu emprendió su viaje, a un mundo donde la música seguramente seguirá siendo infinita.
 
Alejandro, falleció este mediodía en su casa, en Presidente Derqui, según pudimos enterarnos por medio de sus allegados, a raíz de un incidente cardíaco.
 
Alejandro Calvera era parte de la banda Bad Dreams, liderada por Jorge Tenesini, que comenzó recreando la música de Génesis y Actualmente, editar un nuevo álbum, con temas propios.
 
Pero la actividad para Ale era mucho más que ser parte de una banda icónica de Pilar.
 
Docente de Música en varias escuelas, además de acompañar proyectos de otros artistas como parte de su generosidad.
 
Ale era y lo digo sin dudarlo, un eslabón importante en la historia cultural de nuestro municipio junto con su esposa, la artista plástica Cecilia Antolín Solache.
 
Su gusto musical era muy variado y sus interpretaciones muy versátiles, amaba esa música que trasciende el tiempo y las interpretaba de manera exquisita, dándole ese toque personal que marcaba la diferencia.
 
Jorge Tenesini, tecladista y líder de, Bad Dreams expresó en las redes sociales: «Acabo de recibir la triste noticia del fallecimiento de nuestro gran compañero, amigo entrañable y parte de nuestro sueño musical, Alejandro Calvera. Un día de mucha tristeza, espero Dios fortalezca a su esposa e hijos y a quienes lo queríamos incondicionalmente»
 
La verdad, hoy no pretendo que mis opiniones desarrollen una pintura de nuestra realidad, hoy quiero decirle a cada lector, que recibí un golpe muy fuerte en el alma, porque cuando un hombre, un vecino, un compañero y un amigo de la talla de Alejandro Calvera parten de este mundo, duele y duele mucho.
 
Tuve el privilegio de compartir muchos momentos con él, tuve el honor de recrear experiencias y aventuras que serán imborrables. Reímos y discutimos, compartimos miles de notas musicales y por esas cosas que la vida, los caminos se abrieron.
 
El siguió siendo cada vez más grande como persona, dejando que su música y humildad hablen por él y yo, simplemente me refugie en cada letra de mis editoriales que atrevidamente se animaron a desafiar a los órdenes establecidos.
 
Pero claro, cuando nos cruzamos, nunca faltó el abrazo y esa sonrisa cómplice de dos personas que se respetan y aprueban.
 
Alejandro Calvera fue y será por siempre un referente histórico de Pilar, de Presidente Derqui, del Barrio Toro donde lo vio nacer, de cada vecino que lo conoció, de cada amigo que estrechó su mano y descubrió que existen personas que marcan la diferencia.
 
Su música y su humildad, estarán siempre guarda en la memoria de los que tuvimos la oportunidad de compartir algo con él, su humanidad, estará siempre guardada en nuestro corazón.
 
La música es un amigo que está a nuestro lado mientras trabajamos, mientras vamos en el auto o caminando de regreso a nuestro hogar, la música nos conecta de forma que ninguna otra obra de arte puede hacerlo, la música en nuestras vida nos transporta con sus notas y ritmos que se mezclan logrando combinaciones únicas que se graban en nosotros alma.
 
La música además, es capaz de despertar emociones y estados de ánimo en nosotros y nos estimulan desde muy temprana edad.
 
Hablar de Alejandro Calvera, indudablemente es hablar de música, es hablar de pasión, es hablar de compromiso con el que tienes a tu lado, pero desde mi parte, me atrevo a decir sin temor a equivocarme, hablar de Alejandro Calvera, es hablar de un buen vecino de pilar y un buen vecino de Presidente Derqui,
 
Hablar de Alejandro Calvera, es hablar de una buena persona y por sobre toda las cosas, es hablar de un amigo.
 
-Ale; siempre estarás con nosotros «buen viaje amigo»
 
Los que hacemos diariolamuynegra.com, queremos estar con sus familiares, acompañándolos desde nuestro humilde lugar, diciéndole que pueden contar con nosotros, siempre.
Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Hoy es un dia muy triste para el arte, para la música, pero por sobre toda las cosas, para nuestro pueblo."

Deje un comentario