Guido Bordachar deja su cargo en la Secretaría de Infraestructura  y se pone el mameluco de obrero calificado para  ponerse al mando de la campaña del oficialismo.

Seguramente será una campaña diferente debido a la pandemia que aun azota en toda la argentina y por el momento avisa que no se le puede perder  pisadas.

La Secretaría de Infraestructura tendrá a la brevedad,  un remplazante ya que Guido Bordachar tiene una terea distinto pero no menos complejo, como la ingeniería de una campaña que indudablemente será muy atípica, pero tendrá sus matices que la mostraran como compleja.

Este lunes Guido Bordachar se puso mano a la obra en su nuevo doble rol que lo tendrá muy  ocupado por un par de meses,  ya que será el apoderado y jefe de la del Frente de Todos en Pilar.

Todavía desde su oficina en el edificio de la calle 11 de Septiembre, Bordachar auguró un “cierre tranquilo” y con “lista única” el próximo sábado, al tiempo que empezó a definir los ejes de la campaña que viene.

Cuando el peronismo está en el gobierno,  suele cerrar listas únicas, señaló y continuo diciendo «todo indica que esta vez también va a ser lista única, con un cierre tranquilo en el que todo el mundo terminará contento»

En una entrevista con el programa Materia Prima, de FM Plaza (92.1), había definido que «la lista del Frente del Todos debe representar»  a toda la fuerza «en términos sociales y políticos».

«El Frente de Todos representa a sectores que no son homogéneos, tiene diferencias internas y hasta de concepción política», describió, pero dijo que «lo que se logró es algo inédito, que es preservar las diferencias sin estar en tensión permanente».

Campaña

El todavía funcionario dijo que su salida de obras públicas fue una decisión del intendente. “Cuando llegamos encontramos una situación anárquica, con problemas legales, en la seguían llegando cartas documento de Nación reclamando fondos que la gestión  pasada había ejecutado mal y la Justicia haciendo allanamientos”, describió.

De hecho, tanto el exintendente Nicolás Ducoté como su secretario de Obras Públicas, Guillermo Iglesias, están procesados, acusados de pagar obras que no se hicieron.

«Por suerte se pudo resolver el ordenamiento y hoy la secretaría funciona de forma ágil y sin mayores complicaciones», señaló Bordachar

Ahora, le toca pensar en unas elecciones que describe inéditas en el contexto de la pandemia: “No se sabe cuántas mesas y cuántas escuelas va a haber, si la gente va a querer participar masivamente o se va a retraer. Es un desafío por muchas incertidumbres”, dijo.

Respecto a la campaña que viene, dijo que la «estrategia es transmitirle a la gente lo que proponemos hacia adelante. No vamos a ir a discutir para atrás lo que hizo Ducoté ni siquiera lo que hicimos nosotros. Vamos contar todo lo que queremos hacer y que, si logramos el acompañamiento social, podemos hacer en estos dos años».

 

 

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Guido Bordachar deja su cargo en la Secretaría de Infraestructura  y se pone el mameluco de obrero calificado para  ponerse al mando de la campaña del oficialismo."

Deje un comentario