El que se va a Sevilla pierde su silla y en Pilar, en el Barrio Pilarica, el que se va de compras pierde su casa.

Las ocupaciones de tierras en distintos municipios del Gran Buenos Aires, es un tema que aún persiste en distintas localidades, aunque haya pasado a un segundo plano debido a la pandemia del coronavirus.
 
 
Su entramado de actores y de negocios ilegales con connivencia policial, vinculados con el comercio de drogas y de tierras, es persistente aun cuando la sociedad se encuentra acorralada con una problemática mundial y en estos días, donde la mayor preocupación es la lucha sobre la vida o la muerte, cobra vida en el barrio Pilarica de la localidad de Pilar, donde una comunidad asediada a las buenas de dios, se encuentran acorralada, defendiendo ese pedazo de tierra que tantos le costó adquirir.
 
Desde el jueves pasado, vecinos de la localidad de Pilar en el Barrio Pilarica, viene sufriendo una serie de tomas de terrenos por un sector marginal que prioriza el delito justamente en el barrio en el que vive.
 
Es así, como el solo hecho de salir de compras, da por resultado regresar a casa y encontrarse con usurpadores que se apoderaron de toda la vivienda para hacerla suya sin explicaciones algunas, más que el delito de la usurpación.
 
La denuncia de masivas toma de terrenos y casas habitadas, se está transformando en una constante, donde incluso, algunos de estos hecho parecen ser amparados por quienes tiene la obligación de velar por la seguridad de la comunidad.
 
Los movimientos de usurpación, si bien vienen de larga data, retomaron su actividad de manera muy decisiva el día jueves último, donde los vecinos comenzaron a ver como un gran número de hombres, mujeres incluso niños, ingresaron a terrenos que tienen dueños y armaron sus casillas precarias para que al poco tiempo, no conforme con ello, forzaran puertas he ingresaran a las casas de los vecinos que estaban trabajando o incluso que habían salido de compras.
 
La policía de la localidad de Pilar, se hizo presente ante las denuncia de los hechos y procedieron a desalojar a los ocupantes de los terreno y las casas, pero cuando todo parecía que había acabado, nuevamente esos mismos ocupas ya desalojados, intentaron tomar otras viviendas forzando sus cerraduras, o construyendo nuevamente precariamente casillas en otros terrenos, con el fin de asentarse en el lugar.
 
Dialogamos con vecinos de la localidad, que se mostraron no solo preocupado por la situación, sino que estaban verdaderamente asustados, ya que se trata de ocupantes que pregonan todo tipo de delito y que a su vez, viven amenazando a cada uno de ellos para que no efectúen la denuncia.
 
«Nos mostraron arma, he incluso algunos se pasearon con un bidón lleno de nafta en amenaza de que si hablamos, nos iban a prender fuego nuestra casa» nos comentó uno de los vecinos del lugar.
 
Todo aparenta haber comenzado hace más o menos dos años, cuando la casa de Posadas esquina casa cuberta, fue tomada y su dueño, detenido al tratar de recuperarla.
 
«Son los mismo que hace dos años usurparon la esquina de Posadas, esquina casa cuberta quien ahora, con otros de su mismo núcleo, están tratando de apoderarse de terrenos que tienen dueños o de viviendas que están habitadas» nos decía otra vecina que a su vez nos contaba cómo había sido amasada para que se mantuviera en silencio.
 
Es así como unos cinco terrenos fueron usurparon en todo este fin de semana, en algunos casos, violentando la entrada para poder ingresar y en otros, armando de manera muy rápida casillas precarias para después, ser desalojado por el personal policial de Pilar que incluso trabajó hasta largas horas de la noche del domingo para recuperar las viviendas tomadas.
 
Así mismo, estas intentonas de ocupar terrenos que los usurpadores dicen ser terrenos fiscales, olvidándose que en casi todos ellos viven personas, algunas ausentes porque usan ese domicilio solo los fines de semana y otros, que solo dejan el lugar por un par de horas ya sea por el trabajo o por las compras diarias. Tiene según lo comentado por los vecinos del lugar sus escrituras.
 
Soler 1999 entre casa cuberta y palacios, posadas1915, casa cuberta o soler 695, son algunas de las direcciones de casas que fueron violentadas por los usurpadores para instalarse en el lugar.
 
Los vecinos del barrio, todos reunidos en estado de alerta acompañados por el ex Concejal de Pilar Fabio Gómez, vecino también del lugar, elevaron las denuncias que se encuentra en manos de la Fiscalía de Molina Pico.
 
«Estamos todo muy asustados, incluso con el temor de que estas personas traten de ingresar a nuestro domicilio mientras nosotros estamos durmiendo» nos comentaba una vecina muy angustiada.
 
Las familias que se asentaron en los terreno privado del barrio de Pilarica, da la sensación, que están dispuestas a defender a cualquier precio las porciones de tierra y vivienda que usurparon a la fuerza y en mucho de los casos, con extremada violencia.
 
Por lo pronto, en el barrio se vive momentos de alta tensión y los vecinos todos agrupados piden la intervención policial y detención. En este mismo contestó, unos 30 vecinos del lugar se reunieron con el Daniel Hirch y el Ex concejal Fabio Gómez, con la intención de encontrarle una salida a esta problemática que parece no tener fin.
 
De esta manera hay unas situaciones que se expresa en distintas lógicas, por un lado, la necesidad social, los mercados legales e ilegales y los actos de vandalismo que entran en cuestiones más delicadas, como lo es las amenazas que puede tener finales trágicos si no se toma carta en el asunto.
 
los actores que componen el entramado están identificado y por cómo está desarrollada la situación, queda muy en claro que no basta con la intervención y el desalojo, sino que hacen falta medidas mucho más drástica antes que el conflicto marque puntos mucho más oscuros del cual, todos tengamos que lamentarnos.
 
Por lo pronto, el que se va a Sevilla pierde su silla y en Pilar, en el barrio Pilarica el que se va de compras pierde su casa.
Compartir nota

Sea el primero en comentar en "El que se va a Sevilla pierde su silla y en Pilar, en el Barrio Pilarica, el que se va de compras pierde su casa."

Deje un comentario