El dueño de un local de comida árabe del barrio porteño de Palermo despidió y discutió con un empleadotras lo cual amenazó y tomó como rehenes a los policías que acudieron al local por los incidentes.

Según confirmaron fuentes policiales a NA, el violento hecho ocurrió en el restaurante Al Árabe, ubicado en Thames y El Salvador, donde el dueño, un hombre de 32 años y de origen sirio, discutió con el empleado de 26 años despedido.

Cuando efectivos de la seccional 14 A. de la Policía de la Ciudad llegaron al lugar se entrevistaron con el empleado y para interiorizarse de lo ocurrido ingresaron al local, momento en el cual el dueño comenzó a increpar al personal policial, refiriendo a viva voz: “De acá no se va nadie, los mato”, “Si quiero los mato porque es mi local”.

En tanto, otra persona que estaba en el restaurante cerró con llave las puertas para impedir la salida de los efectivos, momento en que se solicitó apoyo, por lo que varios móviles concurrieron al lugar y lograron que el personal policial que se encontraba dentro pudiese salir.

Fuentes informaron que sólo uno de los oficiales resultó herido en un brazo por la rotura de un vidrio, por lo que fue derivado al Sanatorio Güemes y se encuentra fuera de peligro.

Tras lo sucedido, la jueza Elizabeth Paisan, a cargo del Juzgado Criminal y Correccional 12, dispuso la detención tanto del dueño del local como del empleado que cerró las puertas con llave y ordenó que se labren actuaciones por “privación ilegitima de la libertad” y “amenazas simples”.