El coronavirus llegó a los barrios más bajos de presidente Derqui.

Los barrios mas bajos del gran Buenos Aires, así como los asentamientos de barrio como la villa 11-1 14 de capital federal, son víctima de una pandemia que si bien no perdona a ninguna clase social, tiene su mayor efectividad en ese sector de la sociedad donde muchas veces, el olvido es parte de un paisaje que nos hace responsable a todos.
 
 
 
 
Por Jesús Marcelo Delise
 
Es así como en Presidente Derqui, un nuevo foco de contagio comienza a emerger en uno de los sectores mas complejo de nuestra comunidad como lo es la escondida.
 
El coronavirus, se disparó en la Escondida como resultado, no solo de las carencia, sino de lo inevitable, ya que a mayor desprotección, mayor es la posibilidad de contagio.
 
Este fin de semana, trajo preocupaciones que dieron como resultado un cerco sanitario en uno de los barrios más complejos de nuestra comunidad, como lo es el barrio de la escondida.
 
Como Dato que llamó la atención y pone al descubierto ciertos factores alarmantes, los sucesos de contagio, podrían y todo indica que así fue, haber comenzado debido a que un vecino del barrio, trabajaba al filo del ingreso de la villa 11-1- 14 en una panadería, como único sustento de la familia.
 
El vecino, que por cuestiones lógicas reservaremos su identidad, viajaba todo los días a su trabajo ubicado a pocos metros de la entrada de uno de los lugares que al día de hoy, se muestra como el más afectado de la capital federal, ya sea por años de abandono, ya sea por años de olvido de quienes siempre tuvieron la responsabilidad de cambiar las cosas, o ya sea por ser la fracción social más vulnerable de uno de los territorios más ricos de la argentina.
 
Por lo pronto, los números no son claros, pero todo indica que soy 6 los infectados, aunque se habla de un número más elevado.
 
Entrevistamos a un vecino de la comunidad de la escondida, vecino que no revelaremos la identidad por muchas cuestiones, que a la vista de todo pueden ser más que claras.
 
Nuestro vecino nos contó toda la experiencia vivida con el COVID_19.
 
«No me ando sintiendo bien», así comenzó la charla con el vecino del barrio de la escondida, hoy contagiado de COVID-19
 
«Desde el domingo, empecé con muchos dolor de cuerpo, mucho dolor de cabeza y mucho frío», «Al terminar de almorzar, me tome un Tafirol, me acosté, y por un momento se me pasó,» «Me levanté y me bañé para después volverme a la cama, ya 9:30 o 10 de la noche, estaba con 39 de fiebre».
 
«Me levanté a hacer pis, no podía controlar el tembleque, el frío que tenía era impresionante»
 
Y nos continuó contando «mi tío me llamo de Misiones, estaba con el pastor de la iglesia porque estaban haciendo el culto en la casa por Facebook, y bueno, hablo conmigo y oramos»
 
Me empezar a quemar todo, el dolor de cuerpo me seguía, a las 2:30, la mañana empecé de nuevo con mucho frío, estaba con 38. 5 de fiebre».
 
«Me tome un paracetamol, y después me quedé dormida, me desperté a las 5.30, me tomo la fiebre y la temperatura quedó estancada en 37, 5 – 37, 2.
 
«Al mediodía del lunes, me di una ducha, comí una sopa que me prepararon y me empecé a sentir mejor y sin fiebre, pero el dolor de cuerpo seguía, también un dolor de cabeza, leve pero constante»
 
Llame a la salita temprano, del día lunes y me dijeron que llame a 148, porque tenía fiebre y una angina fea, vistes, esa angina que te deja un feo gusto en la boca, Bueno, así».
 
«Me tomaron los datos y me tomaron los síntomas, preguntaba quién de la familia trabajaba, les di todo los datos que me pidieron y me dijeron que en el transcurso de dos horas, me iban llamar».
 
«A las 2 horas me llamaron, me hablo una mujer que era una doctora del centro de diagnóstico del coronavirus»
 
«Me pregunto cómo me sentía como se sentía los integrantes de mi familia, y si quedó registrado que uno de ellos trabajaba en una panadería en el límite de la Villa 11- 1- 14 en el Bajo Flores, y que el lunes cerraron la panadería y se quedó sin trabajo»
 
«Ahora estoy sin fiebre, pero me sigo sintiendo mal »
«Mi nena, empezó con angina, dice que le pica la garganta y tiene mucho dolor de cuerpo, pero por el momentos, no tiene fiebre».
«El más chiquito, anoche empezó a levantar temperatura, hoy estaba 37- 38, se queja y se pone muy, muy irritable, con la fiebre y la luz, llora y dice que le duele todo el cuerpo, también tiene mucho dolor de garganta,»
 
«Yo me sigo sintiendo mal, es como si tuviese una súper gripe pero sin fiebre, me sigue doliendo el cuerpo, de a rato, es como que me agarra mareo y siento como una puntada fea en los pulmones»
 
A partir de los hechos, se espera una estrategia para no solo atender a los afectados, sino para diagnóstica, detectar y extender un cordón sanitario estricto que permita contener el avance de la pandemia.
 
Asimismo, es probable que el sector debiese permanecerá cerrado, pero con toda las atenciones, no solo sanitarias, sino de orden más personal, ya que al entablarse una cuarentena estricta, las necesidades básicas debería ser atendidas en primera medida, por las autoridades del municipio.
 
La familia afectada por el coronavirus, de quien se expuso el testimonio que nos da un pantallazo del proceso de la enfermedad, recibe todo los días asistencia y se encuentra aislada y monitoreada.
 
Lo cierto, los protocolos funcionaron como debía funcionar, el paciente fue trasladado al Ex Meisner para el hisopado y luego regreso a su casa para aislarse y esperar los resultados que terminaron dando positivo para todo los miembros de esa familia, así como para un vecino de alta edad que vive solo a pocas casas y que también está asistido dentro de las normas establecidas.
 
Está muy claro que el coronavirus llego a nuestro partido para quedarse, y solo, el trabajo responsable de las autoridades que tienen la ardua tarea de asistir y ordenar este proceso, así como también la comunidad toda, que tiene una fuerte responsabilidad a la hora de respetar los ordenamientos, será lo que determine por cuanto tiempo la pandemia será un visitante, o nosotros, simplemente seremos sus huésped.
 
Compartir nota

Sea el primero en comentar en "El coronavirus llegó a los barrios más bajos de presidente Derqui."

Deje un comentario