Los vehículos que se movilizaron en los distintos rincones de la Argentina lucieron banderas argentinas y marcharon al ritmo de bombos y trompetas, respetando el distanciamiento social y el cumpliendo los protocolos de prevención sanitaria por el coronavirus.

 

La primera caravana en la Ciudad de Buenos Aires comenzó luego de la conferencia de prensa que brindaron los referentes sindicales del Fresimona en la sede del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor, donde el titular del gremio de Camioneros, Hugo Moyano, manifestó el “respaldo de los trabajadores al Gobierno nacional”.

Desde allí partió la caravana, hacia Diagonal Sur y luego por Avenida de Mayo hasta la zona de Congreso, donde estuvieron apostados para luego retomar nuevamente hacia el microcentro.

Infaltable en toda movilización nacional y popular, el choripán se hizo presente. Con ingenio, un camionero instaló una parrilla movible en su vehículo para compartir con el resto de los manifestantes. “Para vos, Jorgito, el choripán móvil“, se escucha en un video que se viralizó en las redes sociales.  

En Rosario, organizaciones sociales y políticas también se manifestaron. Desde las 10 de la mañana, miles de manifestantes partieron desde Santa Fe y Moreno para trasladarse hacia el monumento a la bandera, en un día que oscilo entre lluvias y rayos de sol, 

Entre las consignas que levantaron los manifestantes se pudieron ver expresiones como como “El amor vence al odio“, “En defensa del Gobierno contra la oposición golpista”, “Unidos y organizados”, “Por la Justicia Social”, entre otras, y una firmada por el Espacio Puebla que consignaba: “Leales a nuestro pueblo, Impuesto a la Riqueza para terminar con la pobreza, de esta salimos entre todxs”.

Las caravanas se reprodujeron también en los distintos municipios del Gran Buenos Aires, con epicentro en Quilmes, La Matanza y Moreno, La Plata, Mar del Plata, donde cubrió decenas de cuadras, también muy masivas en Rosario y Santa Fe, Trelew, San Martín de los Andes, Bariloche, entre otras.