Boca Juniors derrotó a Santos y se consolida cada día más

Por la segunda fecha de la fase de grupos, Boca Juniors derrotó a Santos 2-0 con goles de Tevez y Villa. Volvió Pavón y fue una de las figuras.

En pocos meses Boca logró revertir la pálida imagen que había dejado en la semifinal de la edición 2020 de la Copa Libertadores y esta vez lo derrotó con claridad por 2-0 en La Bombonera con goles de Carlos Tevez y Sebastián Villa, ambos en el segundo tiempo.

Después de un arranque flojo, en el que el equipo brasileño se hizo dueño del balón, Boca volvió a mostrar una muy buena imagen. Si bien le faltó algo de desequilibrio en ataque, se mostró muy sólido a la hora de defender y cuando se le presentaron las oportunidades para definir, no las desaprovechó.

Una vez más, la dupla central integrada por Lisandro López y Carlos Izquierdoz mostró su aplomo y fue de lo mejor del equipo xeneize. También volvió a lucir Alan Varela, el juvenil que cada día se consolida más en el centro del terreno. Y Tevez, sin brillar como otras noches, apareció en los momentos justos

Y ni que hablar de Cristian Pavón, quien se mostró en muy buena forma física, desnivelando por su andarivel cuando se le presentó la oportunidad y colaborando mucho en la faceta defensiva, ya sea presionando arriba o bajando para colaborar con Nicolás Capaldo.

Comenzó mejor Santos, manejando el balón e intentando profundizar, principalmente, por el flanco derecho de su ataque, con Marinho y Pará intentando desnivelar al inexperto Agustín Sandez. Pero al equipo brasileño le faltó profundidad en ese primer cuarto de hora hegemónico y entonces el partido se equilibró.

Boca le faltó un poco más de dinámica en sus juveniles mediocampistas que no tuvieron la frescura de otras tardes. Esta vez encontró mayor profundidad con el reaparecido Cristian Pavón, que fue más punzante por ese sector que Sebastián Villa por la banda izquierda.

Pero en el funcionamiento de Boca volvió a presentarse el mismo problema de los últimos tiempos. Juga con dos hombres de punta bien abiertos, pero no tiene delantero de área. Por eso tiene la pelota pero no genera peligro. El reflejo más claro de ello fue la única acción de riesgo de la etapa.

Corrían 42 minutos cuando Pavón recibió con espacios y llegó al fondo, pero al levantar la cabeza solo encontró camisetas blancas. Enganchó hacia adentro y volvió a ver únicamente camisetas blancas y por eso volvió a gambetear y con poco ángulo sacó un bombazo bien tapado por ese buen arquero que es Joao Paulo.

La anemia ofensiva xeneize encontró solución a poco de iniciada la parte complementaria. Un córner desde la izquierda ejecutado por Pavón esta vez encontró la cabeza de un defensor, Lisandro López, quien peinó la pelota y ésta le quedó servida a Tevez que no tuvo más que empujarla para abrir el marcador a los 2 minutos.

A partir de ahí Boca e cedió el protagonismo a Santos y se cerró bien atrás, esperando para sacar un productivo contragolpe aprovechando la velocidad de Villa y Pavón, Le costó encontrar la oportunidad, pero a los 23 llegó: una impecable salid de Alan Varela para Tevez y un exquisito pase del Apache para Villa, que ganó con su velocidad por izquierda y con una definición perfecta dejó sin chances al arquero visitante.

Terminó siendo un muy buen triunfo de Boca. Todavía le falta fútbol de mitad de cancha hacia el arco rival, ese que podrá encontrar cuando el colombiano Edwin Cardona se recupere completamente del coronavirus. Pero se lo ve cada vez más sólido de atrás hacia adelante y eso no es poco.

Dio un paso de vital importancia para la clasificación y ahora puede esperar tranquilo el duelo ante Lanús del próximo domingo, en el que con un triunfo logrará la clasificación a cuartos de final de la Copa de la Liga, y luego el viaje a Ecuador para visitar en una semana a Barcelona, que si gana mañana compartirá la cima de la tabla de posiciones con el equipo de Russo.

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Boca Juniors derrotó a Santos y se consolida cada día más"

Deje un comentario