Boca festejó en los penales su septuagésima estrella

En un partido pobre pero emotivo, Boca celebró en los penales después de que Banfield le igualara el partido en la última jugada del tiempo reglamentario.

Después de la amargura sufrida el miércoles pasado en Brasil, Boca Juniors recuperó la sonrisa al derrotar a Banfield en una emotiva definición por penales (5-3) después de haber igualado 1-1 durante el tiempo reglamentario, triunfo que le permitió adjudicarse la Copa Diego Armando Maradona.

En esos 90 minutos, Boca volvió a sufrir. Ganaba 1-0 con un golazo de Edwin Cardona a los 18 minutos de la parte complementaria y parecía tener todo controlado, pero en el sexto minuto de descuento Luciano Lollo clavó el empate en una de las pocas llegadas de Banfield y hubo que ir a los penales, instancia en la que Boca estuvo perfecto para sumar el trofeo número 70 para sus vitrinas.

Fue un desahogo para los futbolistas de un plantel muy cuestionado tras la goleada sufrida el miércoles pasado ante el Santos. Fue un consuelo para ellos este nuevo título que da un poco de tranquilidad a jugadores y cuerpo técnico. Al fin, son los campeones de los dos últimos torneos locales.

El triunfo xeneize fue festejado por sus simpatizantes pero también por los de Defensa y Justicia, que con la victoria auriazul logró la clasificación para la Copa Libertadores de este año. Banfield, ahora, deberá jugar la semana próxima con Vélez, en busca de un lugar en la Copa Sudamericana 2022.

Arrancó bien la primera parte, como para que el partido sea digno de una final. Boca tomó la iniciativa, con Edwin Cardona jugando por izquierda, donde más le gusta, y haciéndose dueño de la pelota. Y en los primeros instantes la defensa de Banfield tambaleó.

En una de las primeras acciones el colombiano habilitó a Mauro Zárate, pero el ex Vélez reaccionó tarde y Mauricio Arboleda llegó antes que el delantero xeneize. Enseguida, el mismo Cardona sacó un zurdazo por el flanco izquierdo que se fue apenas por encima del travesaño.

Boca insinuaba más. Sebastián Villa complicaba por derecha pero sus centros generalmente no llegaban a destino, debido, en gran parte, a que Ramón Ábila estuvo siempre bien tomado y casi no entró en juego en esos 45 minutos iniciales.

Tal vez por ese comienzo poco feliz, Banfield se retrasó demasiado. Apostó a aprovechar los errores en la salida de Boca y a contragolpear. Y no le salió bien, más allá que tuvo una situación favorable en los pies de Mauricio Cuero, quien, tras una mala entrega de Emmanuel Mas, desbordó por derecha pero su disparo, débil, murió en las manos de Esteban Andrada, quien minutos más tarde sacó al córner un remate de larga distancia de Jorge Rodríguez.

Dieron poco los dos en ese segmento inicial que terminó siendo bastante aburrido, después de aquel comienzo más vertiginoso. Quedaban 45 minutos y la final estaba abierta.

Si el primer tiempo había sido discreto, el primer cuarto de hora de la etapa complementaria fue decididamente un bodrio. Boca intentaba pero no encontraba espacios y Banfield se replegaba cada vez más, esperando una réplica salvadora.

Pero a los 19 Cardona encontró un espacio. Le ganó el duelo individual a Alexis Maldonado y sacó un derechazo desde la puerta del área que se le metió cerca del ángulo a Arboleda, que nada pudo hacer.

Ahí se debía abrir el partido, porque Banfield tenía que salir a buscar el empate y Boca iba a tener más espacios para contragolpear. Banfield salió pero Boca casi no contragolpeó, en parte porque perdió a Cardona por lesión y se quedó sin lanzador… y sin ideas.

Se fue expulsado Mas por una infracción que no daba para amarilla, Carlos Zambrano se acalambró y jugó los últimos diez minutos en una pierna y Diego González se lesionó y dejó a su equipo con neve en la última jugada.

Se vino Banfield y de tanto ir llegó. Ya con el tiempo de descuento cumplido, tras una falta innecesaria de Salvio, Luciano Lollo cabeceó dentro del área y mandó el partido a los penales.

Y en esa instancia Boca fue más certero y se impuso 5-3 con goles de Tevez, Villa, Salvio, Izquierdoz y Buffarini. Del otro lado Jorge Rodríguez elevó su remate y el Taladro se quedó con las manos vacías, más allá de su gran actuación a lo largo del torneo.

Boca se quedó con la Copa Diego Armando Maradona. No era el objetivo principal de esta primera parte del año, pero sumó el 70o. trofeo para sus vitrinas. Tenue consuelo después de perder la Copa Libertadores, pero consuelo al fin.

Los detalles del partido son estos:

 

 

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Boca festejó en los penales su septuagésima estrella"

Deje un comentario