Boca eliminó a River por penales y pasó a cuartos de final

Tras el 0-0 en los 90 minutos, Boca se impuso por 4-1 desde los doce pasos y avanzó a la siguiente ronda. Rossi atajó uno e Izquierdoz definió la serie.

El Boca de Miguel Ángel Russo volvió a festejar en los penales y se metió en los cuartos de final de la Copa Argentina luego de dejar en el camino a su eterno rival, River Plate, en el Estadio Único Ciudad De La Plata. En la siguiente instancia, el Xeneize enfrentará a Patronato de Entre Ríos, que viene de eliminar a Villa San Carlos.

El partido terminó sin goles al cabo de los 90 minutos reglamentarios y en la tanda de definiciones el equipo de La Ribera fue el claro dominador. Agustín Rossi le contuvo el primer disparo a Julián Álvarez y Braian Romero tiró afuera el segundo, mientras que Marcos Rojo y Juan Ramírez anotaron para el ganador. Luego, Pavón no falló, David Martínez metió el suyo, pero Carlos Izquierdoz le rompió el arco a Armani en el cuarto penal y decretó la clasificación.

Desde el inicio, el partido presentó lo que sería una tendencia constante en el desarrollo del juego: presión alta, persistente fricción en la mitad de la cancha y escasa circulación de pelota. La marcada línea de Boca por atosigar a River en campo contrario redujo las intenciones del equipo de Marcelo Gallardo, que durante el primer cuarto de hora no logró encontrar el rumbo correcto.

Juan Ramírez, de lo mejor en el elenco de Russo, fue el que ofreció las mejores opciones en el Xeneize. Su lucidez, su rápido desmarque y su libertad en una zona muy poblada brindaron desequilibrio para que el conjunto boquense avance. Sin embargo, los del Muñeco se sostuvieron en el sólido doble cinco entre Pérez y Zuculini, que muchas veces optó por cortar al ex San Lorenzo con faltas.

Una de las pocas acciones de peligro de la primera etapa fue para el Millonario, que recién logró acomodarse luego de los treinta minutos y encontró una inmejorable ocasión en los pies de Braian Romero, aunque esta vez el delantero no estuvo tan fino y malogró una chance increíble: Álvarez enganchó dentro del área, limpió a Izquierdoz y tocó hacia el medio para la posición del ex Defensa, pero la pelota le pasó entre las piernas y no pudo empujarla debajo del arco. El rebote lo tomó Zuculini y le pegó por arriba del travesaño.

Pocas conexiones colectivas y mucha preocupación por minimizar al rival, además de una incontable cantidad de amarillas predominaron en los 45 iniciales. Por eso, al descanso se fueron con el resultado en blanco y casi sin aproximaciones de riesgo en sendas áreas.

No obstante, en el complemento la estructura se rompió y River sacó a relucir sus mejores armas. El conjunto de Núñez fue más compacto, asumió la iniciativa en la ofensiva y contó con un José Paradela que mejoró el nivel del equipo. En solo 4 minutos, La Banda tuvo dos claras: primero, Zuculini no apuntó al arco cuando entraba en carrera y se la regaló a Rossi. Después, Paradela pateó cruzado y la tiró a un metro de los tres palos.

El Xeneize aguantó bien, se solidificó con Marcos Rojo y Cali Izquierdoz en el fondo y ni el ingreso de Carrascal le dio a River la potencia necesaria. Sin más llegadas a arco contrario, salvo un remate desde afuera de De La Cruz, Patricio Loustau pitó el final y todo se definió en los penales.

Las fallas de Álvarez y Romero de entrada le abrieron el camino a los de Russo, que castigaron en el cuarto disparo de Izquierdoz y festejaron la segunda eliminación a su eterno rival en lo que va del año.

Se lo terminó llevando Boca, que supo cómo jugar el partido. No se preocupó por las críticas por llegar en un pésimo momento, no le dio importancia a la mala racha que atraviesa sin ganar y sacó adelante una llave siempre difícil.

Compartir nota

Sea el primero en comentar en "Boca eliminó a River por penales y pasó a cuartos de final"

Deje un comentario