Macri recorrió el conurbano bonaerense y recibió quejas por su gestión

El expresidente tuvo que oír reclamos de un grupo de vecinos por su administración en el Gobierno entre 2015 y 2019. En tanto, pidió «retomar el rumbo iniciado en los ’90 y después en 2015».

El expresidente Mauricio Macri regresó el martes de Europa y comenzó una recorrida por dos localidades bonaerenses: La Lucila, en el norte del conurbano, e Ituzaingó, en el oeste, donde esta tarde de miércoles recibió quejas de un grupo de vecinos por los malos resultados que arrojó su administración.

«Acá no sos bienvenido, yo no te doy la mano», le dijo un canillita a Macri cuando intentó saludarlo.

Al mismo tiempo, en imágenes que rápidamente se viralizaron en redes, otra vecina le reprochó: «Danos de comer con lo que te robaste».

 

Pidió volver al «rumbo iniciado en los 90»

En otro orden, Macri recomendó «retomar el rumbo iniciado en la década de los ’90«, cuando el gobierno de Carlos Menem impuso una política neoliberal, y reivindicó el plan agropecuario que hace más de 150 años implementó Domingo Faustino Sarmiento en el localidades del interior del país.

«Tenemos que reaccionar y retomar el rumbo iniciado en la década de los ’90 y después en 2015», indicó Macri en una nota de opinión publicada en el diario Infobae.

En esa línea, el exmandatario criticó la política agropecuaria que lleva adelante el Gobierno nacional, porque, según él, ve «al agro sólo como una fuente de dólares a la que exprimir».

«Los aumentos de las retenciones y otros impuestos, el regreso del cepo cambiario y los cupos (y las prohibiciones) a la exportación y el exceso de regulaciones, sumados a una innecesaria desconfianza y agresividad, han detenido una rueda virtuosa», apuntó Macri.

Según el líder de Juntos por el Cambio (JxC) esa «rueda» se había puesto en «movimiento» durante su gestión.

«Este proceso para el campo que habíamos iniciado en 2015, con mejores rutas y más trenes de carga, menos retenciones, menos trámites y más mercados para exportar, hoy está detenido o en retroceso», remarcó.

En este sentido, Macri recordó un discurso que dio Sarmiento en 1868, antes de asumir su primera presidencia, en el que proyectaba hacer «cien Chivilcoy», porque representaba uno de los «pocos lugares del país» donde la agricultura «se estaba tecnificando».

«Aquellos Chivilcoy soñados por Sarmiento. Sólo necesitan que los dejen trabajar», resaltó Macri.