Buscan normalizar la CGT de Pilar y podría conducirla un triunvirato de gremios

Unos 40 gremios con representación en Pilar, entre ellos los más poderosos, trabajan para normalizar la CGT distrital, paralizada desde hace años por falta de renovación de las autoridades.

Tal como viene ocurriendo a nivel nacional, varios de los principales impulsores se entusiasman con colocar un triunvirato a la cabeza de la central obrera.

Entre los nombres que suenan para esa mesa tripartita están los de Oscar Larramendi, de Camioneros, y de Sergio González, de Químicos. El tercero todavía está en veremos.

“Lo único que necesitamos es elegir autoridades. Aprovechamos que se están normalizando en diversos distritos y nos reunimos con compañeros para tener la grandeza de reactivarla en Pilar”, explicó González en una entrevista con FM Plaza (92.1)

Ya hubo varias reuniones con la participación de casi todos los gremios locales. La última fue en el camping de los químicos, mientras que el miércoles de la semana que viene se realizará una más en la sede de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). Esa podría ser la definitiva.

“Sería muy importante para los gremios y los trabajadores que se reactive la CGT. Y sería una de las filiales más fuertes por la cantidad de industrias que tiene Pilar”, sostuvo González.

La definición de la conducción está llevando más tiempo del que pensaban los gremios. Por eso, González se entusiasma con que la idea del triunvirato sea la llave para un acuerdo.

“Empezamos con un uinicato, pero hoy la CGT nacional nos baja el mensaje de que existe un triunvirato. Lo que queremos es demostrar desde acá la inclusión de todos en unión, más allá de quién esté a la cabeza”, señaló el sindicalista.

La idea es arribar a una conducción colegiada y elegida por consenso. “No queremos elecciones, queremos que sea a mano alzada y que sea una fiesta”, dijo González.

El camionero Larramendi, último titular de la CGT, es uno de los que más chances tiene. “Uno tiene presente al gremio de camioneros por su trabajo y su representatividad, es una opción”, admitió González, que también está anotado como posible integrante de la mesa.  

“Tenemos la posibilidad de conducir y no tenemos que consultarle a nadie por motivos políticos, como puede pasar arriba. Estamos posicionados para darle a la CGT lo que necesite, tanto en la conducción como en el acompañamiento”, dijo el gremialista.

Salvo los ruralistas de Uatre, embanderados con el macrismo y autoexcluidos de la CGT, casi todos participan de las reuniones: UOM, Gastronómicos, Camioneros, SMATA, STIA, Curtidores y Químicos, Bancarios entre muchos otros.

El próximo paso será ir por las 62 Organizaciones, el brazo político de la CGT, un bastión que algunos consideran clave en las vísperas del año electoral.