Estafas con el combustible municipal: un detenido por extorsión

No está relacionado directamente con los acusados en la causa, entre ellos el estatal Iván Fresneda (foto). Pero pedía dinero a sus víctimas para no involucrarlas en el escándalo, por el que ya cayeron cuatro personas.

Un hombre fue detenido por la policía en Pilar, acusado de extorsionar a determinadas personas bajo la amenaza de involucrarlas en el escándalo de la estafa con la carga de combustible en vehículos municipales, hecho por el que ya están imputados cuatro hombres.

Según informaron fuentes consultadas por El Diario, se trata de un vecino del distrito que no está directamente relacionado con los ya imputados en la causa mayor (ver más adelante), sino que habría actuado por cuenta propia. Por esto, se aclaró ambas investigaciones siguen cursos distintos.

No obstante, fuentes judiciales confirmaron que “hay un nuevo detenido por el cual se formó causa por separado. Es decir que está imputado en el marco de otro proceso, en este caso por extorsión”.

Si bien en un primer momento se dijo que el detenido (de quien no trascendió su identidad) se había hecho pasar por policía, esto fue desmentido, pero sí se sabe que habló con al menos una persona a la que le aseguró “que si no le entregaba una determinada suma de dinero iba a terminar involucrada en el caso de la nafta”.

Por ende, en la causa de la estafa con los tickets de combustible ya son cuatro los detenidos, mientras que este último enfrentará un proceso en paralelo.

Escándalo

El caso salió a la luz a fines de 2021, cuando luego de una denuncia del propio Municipio la Justicia comenzó a atar cabos y detectar una estafa millonaria: el empleado estatal Iván Fresneda manejaba las tarjetas de carga de combustible de los autos de la Municipalidad. Así, estaba “arreglado” con una estación de servicio y mandaba a sus amigos a cargar nafta o bien un trailer cisterna.

Tras llenar el tanque, se quedaba con el 50 por ciento del valor y luego pasaba la tarjeta municipal por el 100 por ciento. Así es como se habría quedado con nada menos que $60 millones del erario público. De hecho, al ser detenido tenía más de $1 millón en efectivo en su casa de Zelaya.

Fresneda fue detenido en diciembre. Desde ese entonces, este empleado municipal de 44 años se encuentra alojado en un penal de la provincia de Buenos Aires.

A su vez, en los últimos días hubo otras tres detenciones: el primero es Gabriel Leguizamón, cuñado de Fresneda, acusado de ser “co-autor” de la estafa. Además, también cayeron los hermanos Lucio y Leonardo Morabito, propietarios de una estación de servicio en la ruta 25, Villa Rosa, lugar donde se habría efectuado la carga del combustible. Por esto, la Justicia cree que son “partícipes necesarios” de la maniobra.

Ahora, por fuera de estas imputaciones, fue detenido también el presunto extorsionador antes mencionado.